jinetes

C
omenzamos hace 18 años con dos sementales y tres yeguas que importamos de España. Nos pusimos a criar en nuestra Yeguada Nobleza del Parque. No lo hicimos de forma arbitraria, sino que con el objetivo de desarrollar esta raza en Chile y tener caballos para nuestra Escuela del Arte Ecuestre de Chile. Hoy tenemos 160 caballos, seis sementales y vamos generando otros en casa, y treinta y cinco yeguas madres. Después están las camadas de menos de un año, un año, dos años y los que cumplen tres años que se pueden comenzar a montar.
Comenzamos a domar a los tres años y se completa la doma para los caballos que tienen las condiciones después de ocho años de doma. Por lo tanto son once años. Por lo que se requiere de una renovación de caballos
En la Yeguada tenemos caballos castaños y tordos. En los castaños nos hemos especializado en la famosa línea Maluso-Cesar porque esta estirpe combina las características que buscamos: movimiento, nobleza y belleza.
En 1997 se inició la crianza en la Yeguada Nobleza del Parque. El caballo con el que comenzamos fue Avispado II, un caballo fogoso, de muchos bríos, pero sensible y sereno. Llamaba la atención la combinación entre serenidad y orden; fuerza, expresión y elegancia. Es un artista, y un muy buen semental, campeón de su raza”.
Y es en 2005 cuando se crea la Escuela del Arte Ecuestre de Chile, inspirada en la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre.
Los jinetes de la escuela trabajan a tiempo completo y tienen cada uno un proceso largo de aprendizaje que dura aproximadamente 10 años para dominar todas las técnicas y ejercicios requeridos. Traemos instructores de España regularmente y existe una rigurosa disciplina interna que incluye evaluaciones permanentes de jinetes y caballos monitoreando el desarrollo de ambos.